Un comunista será el vice de Santos

EL DIRIGENTE SINDICAL ANGELINO GARZON FUE ELEGIDO PARA DESTRABAR EL TLC CON EE.UU.

Katalina Vásquez Guzmán

El comunista Garzón es el primero de ese origen en llegar a la vicepresidencia de Colombia. Desde allí deberá demostrar que, contrario a lo que el sindicalismo cree, sí continuará defendiendo los intereses de los trabajadores y las clases populares. Pero desde que decidió exhibirse con Uribe por el TLC la desconfianza es mucha. Por eso, en campaña, los medios le interrogaban por su nuevo papel de funcionario derechista. Angelino respondía diciendo que espera ganar, otra vez, el cariño del pueblo.

EL DIRIGENTE SINDICAL ANGELINO GARZON FUE ELEGIDO PARA DESTRABAR EL TLC CON EE.UU.

Un comunista será el vice de Santos

Katalina Vásquez Guzmán (Tomado de Página/12)

Contradicciones. Angelino Garzón, el comunista, dirigente sindical y hasta militante de una guerrilla desmovilizada, es el vicepresidente electo de Colombia. Su presidente, Juan Manuel Santos, representa la continuidad de un gobierno de derecha que lleva ocho años en el poder y que, entre otras cosas, suena internacionalmente por la violencia contra sindicalistas, el irrespeto por los derechos humanos y el exceso de fuerza que, como en el caso de las ejecuciones extrajudiciales, el Estado colombiano ejerce en la implementación de la política de mano dura del presidente Alvaro Uribe. Esto le ha impedido, por ejemplo, que el Congreso de Estados Unidos apoye un Tratado de Libre Comercio. Será el ex izquierdista el que, durante el entrante gobierno de derecha, defienda los derechos humanos, empuje la agenda social y mejore las relaciones con otros países.

Entonces, contradicciones: Angelino viaja a Washington con Uribe para demostrar que sí hay sindicalistas que siguen vivos y participando en política. Pero no en la oposición. El oficialismo de derecha fue el que eligió Garzón para continuar su ascendente carrera en las instituciones públicas. Cuando Santos lo llamó para ser su fórmula vicepresidencial, le llovieron los rechazos. El uribismo, por “mamerto” y ocupar por años la dirigencia de la principal organización obrera: la Central Unitaria de Trabajadores. Los oficialistas mejor con los patronos. Entre la oposición, por “oportunista”, como dijeron algunos de sus ex compañeros del Polo Democrático Alternativo. Con este partido consiguió ganar las elecciones a gobernador de la provincia del Valle (Sur), de 2003 a 2007. Por esa época, aún se declaraba rojo. Contradicción: hoy milita con el Partido de la U, justamente al que el Polo hace oposición.

El comunista Garzón es el primero de ese origen en llegar a la vicepresidencia de Colombia. Desde allí deberá demostrar que, contrario a lo que el sindicalismo cree, sí continuará defendiendo los intereses de los trabajadores y las clases populares. Pero desde que decidió exhibirse con Uribe por el TLC la desconfianza es mucha. Por eso, en campaña, los medios le interrogaban por su nuevo papel de funcionario derechista. Angelino respondía diciendo que espera ganar, otra vez, el cariño del pueblo.

Pero en el lugar que estrena en la política, le queda, como ha demostrado en sus pocos días de vice electo, la defensa de la derecha. Uno de los mayores escándalos del gobierno que termina y del mandatario que llega es el de las ejecuciones extrajudiciales: el ejército asesinando campesinos, vistiendo sus cadáveres con uniformes guerrilleros, contándolos como éxitos en la lucha contra los rebeldes y cobrando dinero y vacaciones a cambio. Son dos mil quinientos, según cifras oficiales; y quince mil, según la sociedad civil. “Muchos sectores del país son injustos tanto con el presidente Uribe como con Juan Manuel Santos; falsos positivos ha habido siempre, es la misma de-saparición forzosa”, explica Angelino Garzón.

Con los conservadores, de 2000 a 2004, el viejo sindicalista también ha trabajado. Esos años fue el ministro de Trabajo del presidente Andrés Pastrana, quien realizó diálogos de paz con la guerrilla de las FARC. Porque hizo contactos en esa época se dio la mano con Alfonso Cano, actual comandante de ese grupo armado y participó en la asamblea constituyente, se dice que Garzón es el mejor elemento para un nuevo posible diálogo con la izquierda ilegal. Pero, de nuevo, las contradicciones.

¿Confiaría la guerrilla en uno que cambió de bando? ¿Confiarán los uribistas en entregarle el poder a un comunista como los rebeldes? Se puede anticipar, dice la revista más importante del país, que la gestión de Garzón irá más allá de lo logrado por sus antecesores en la vicepresidencia. El que sale, Francisco Santos, primo del Santos presidente hoy, poco sonó en dos mandatos consecutivos. En los medios, cuando mucho, se le vio defendiéndose de ordenar crear escuadrones ilegales en Bogotá con el apoyo de paramilitares, los mismos que, en tiempo pasado, Angelino denunciaba como militante del AD M19, el partido del reintegrado grupo guerrillero M19. Este “malabarista político”, como lo han llamando los medios colombianos, será, quieran o no santistas u oposición, el vicepresidente desde el 7 de agosto: de Santos, su mano derecha.

Be Sociable, Share!

the attachments to this post:


Garzón y Santos


Comments are closed.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin