El Medio Oriente, el G-8 y un particular domingo

(Tomado del Granma)

El mismo día, desde la cumbre en Toronto, Canadá, el primer ministro Italiano, Silvio Berlusconi, expresó que los líderes mundiales del G-8 “creen con toda certeza” que Israel puede atacar objetivos militares en Irán para evitar que pueda hacerse con armas nucleares.

El Medio Oriente, el G-8 y un particular domingo

(Tomado del Granma)

El domingo último fue una jornada de “extrañas coincidencias”, cuyo trámite fue ignorado por la prensa internacional que dio las “noticias” por separado y sin ningún análisis de conexión.

EL PASADO FIN DE SEMANA CRUZÓ EL CANAL DE SUEZ UNA FLOTA NORTEAMERICANA COMPUESTA POR DIEZ FRAGATAS Y UN PORTAAVIONES RUMBO A LAS COSTAS DE IRÁN.

El jefe del Estado Mayor militar de EE.UU., almirante Michael Mullen, se reunió ese día en Tel Aviv con el comandante en jefe del Ejército sionista, teniente general Gabi Ashkenazi, con el objetivo, según la prensa israelí de analizar desafíos y amenazas regionales de “mutuo interés”.

Los dos altos jefes militares mantuvieron una reunión cara a cara, así como una conferencia colectiva con altos oficiales militares y de seguridad israelíes, incluyendo al comandante de la Marina y el jefe del Directorio de Planificación del ejército.

Mullen, según el diario Haaretz, señaló que fue una reunión periódica conjunta que los Estados Mayores de ambos países realizan para evaluar amenazas, desde el punto de vista israelí y atendiendo a los intereses de Washington ligados al Estado de Israel.

Ashkenazi, según la prensa israelí, felicitó a Mullen por sus numerosas visitas a Israel, y subrayó que ambos se reunieron en varias oportunidades en el pasado. Sobre la reunión dijo que fue fructífera “debido a que el almirante Mullen se ocupó de promocionar las relaciones y la cooperación entre las fuerzas armadas”.

El comandante en jefe del Tzáhal (ejército israelí) subrayó que la relación personal y organizativa entre los dos es excepcional y de las mejores entre los dos países. Ashkenazi dijo: “Considero al almirante Mullen un amigo, y un compañero en todo lo relacionado con la seguridad del Estado de Israel”, añadió citado por la prensa israelí.

Antes de la cumbre militar, el alto jefe castrense estadounidense se reunió con el ministro de Defensa, Ehud Barak.

El mismo día, desde la cumbre en Toronto, Canadá, el primer ministro Italiano, Silvio Berlusconi, expresó que los líderes mundiales del G-8 “creen con toda certeza” que Israel puede atacar objetivos militares en Irán para evitar que pueda hacerse con armas nucleares.

“Irán no está garantizando una producción pacífica de energía nuclear, así que los miembros del G-8 están preocupados y creen con toda certeza que Israel probablemente reaccionará de manera preventiva”, aseguró Berlusconi a los periodistas en unas declaraciones recogidas el lunes por el diario israelí Haaretz.

Durante la semana pasada, Uzi Arad, cabeza del Consejo Nacional de Seguridad de Israel y confidente del primer ministro Benjamín Netaniahu, había deslizado que “la última ronda de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra Irán es inadecuada para frustrar su progreso nuclear. Una operación militar preventiva podría ser eventualmente necesaria”.

coincidiendo con esas declaraciones, un submarino israelí clase SSK “Delfín” (Dolphin) navegó el Canal de Suez hasta el Mar Rojo en los últimos días rumbo a las costas de Irán, según un informe proveniente de naves turcas destacadas en aguas del Cuerno de África, reporta la versión digital de La República.es.

El sumergible sería parte de la retaguardia de los 11 buques de Estados Unidos y uno israelí que pasaron por el Canal de Suez, la semana anterior.

Medios especializados estiman que la nación israelí posee entre 200 y 300 cabezas nucleares. Tel Aviv se niega a firmar el Tratado de No Proliferación (TNP), en el cual se insta a los firmantes a situar sus instalaciones nucleares bajo la supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), pues sostiene que “no está obligado” a cumplir las decisiones adoptadas por las Naciones Unidas.

En su cumbre, en toronto, el pasado fin de semana, los líderes del G-8 —formado por Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Japón, Canadá, Rusia y EE.UU.—, dedicaron buena parte de la jornada del sábado pasado a debatir sobre los programas nucleares que desarrollan Pyongyang y Teherán.

Luego el G-8 hizo público un comunicado en el que insta a Irán a que “respete la ley” y “mantenga” un “diálogo transparente” sobre sus ambiciones nucleares.

Las sorpresivas revelaciones de Berlusconi estuvieron precedidas la semana pasada por la publicación en Haaretz de movimientos militares israelíes en Arabia Saudita, que podrían formar parte de los preparativos para bombardear objetivos militares en Irán a través de un corredor aéreo saudita.

Como señalan los expertos, el último domingo fue un día “muy particular”.

el general Mehdi Moini, comandante de las tropas de la Guardia Revolucionaria de Irán, explicó que buscarán neutralizar los movimientos militares israelí-norteamericanos en dirección a Azerbaiján “porque algunos países occidentales buscan fomentar los conflictos étnicos para desestabilizar a la región”.

Según la versión de Teherán, tropas estadounidenses e israelíes se alistan en las bases militares, y aéreas de Azerbaiján para ejecutar desde allí un ataque a las instalaciones nucleares de Irán.

Fuentes militares iraníes afirman que en los últimos días Israel transfirió secretamente un importante número de aviones bombarderos a las bases de Azerbaiján, vía Georgia, y que también se preparan en el país limítrofe las fuerzas especiales del ejército de Estados Unidos.

Toda esta conjunción de “señales” políticas y militares, coincidieron a su vez con una advertencia del director de la CIA, Leon Panetta, quien también afirmó el domingo último que Irán está en capacidad de construir dos bombas nucleares en dos años, ya que tiene cantidad suficiente de uranio enriquecido.

En declaraciones a la cadena televisiva ABC, Panetta dijo dudar de que las recientes sanciones de la ONU vayan a poner fin a las ambiciones nucleares de Teherán, aunque la nación islámica asegura que su plan atómico solo apunta a la producción de energía con fines pacíficos.

Tras las señales reportadas por IAR Noticias, de tan particular fin de semana, desde Beijing, Xinhua destaca que la marina del Ejército de Liberación Popular de China inició este jueves cinco días de ejercicios en el mar de China Oriental, coincidiendo con las maniobras bélicas conjuntas entre Estados Unidos y Corea del Sur, consideradas estas últimas como una provocación por la República Popular Democrática de Corea.

El Ministerio chino de Defensa negó en un comunicado que sus ejercicios navales estuvieran relacionados con los que llevan a cabo Washington y Seúl.

Por otra parte, desde Moscú, PL reportó que el presidente ruso, Dmitri Medvédev, emprendió un periplo por varias ciudades en el extremo oriental de este país, en coincidencia con el inicio en el territorio de maniobras militares estratégicas de las Fuerzas Armadas hasta el 8 de julio.

En calidad de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, el mandatario estará presente en uno de los simulacros de las maniobras Vostok-2010, organizadas por los distritos militares de Siberia y Lejano Oriente, reportó la agencia ITAR-TASS.

En opinión del jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Nikolai Makarov, las maniobras Vostok-2010 persiguen exclusivamente un objetivo defensivo, orientado a la seguridad y la defensa de los intereses nacionales del Estado en las lejanas fronteras contra un enemigo hipotético.

Be Sociable, Share!

the attachments to this post:


flota_golfo


flota_golfo


Comments are closed.

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin